Americana de Psiquiatría) implica ponerle una etiqueta a un grupo de manifestaciones conductuales, o sea que el Diagnóstico de Déficit Atencional con o sin Hiperactividad es un Sindrome que pone junto lo que no necesariamente va junto.
Un recurso frecuentemente utilizado para el diagnóstico es el Cuestionario llamado Conners’ Parents Rating Scales (CPRS). “Se solicita que padres y maestros respondan a 48 preguntas  tomando en cuenta los términos: Nunca – Un poco – Bastante  - Mucho. Dichos términos son apreciaciones valorativas. En dicho cuestionario, de las 48 preguntas sólo 2 preguntas refieren directamente a la atención, mientras que el mayor número de preguntas se refiere a “trastornos de la conducta”.  (Calmels, D. 2002).

Ordenar la psicopatología bajo una nosografía basada en datos, (tomando la palabra dato en su sentido estricto de relación biunívoca con una significación fija), donde no hay nada para descifrar ya que las cosas se revelan en el dato mismo, es lo que hace el DSM IV (Jerusalinsky, 2005). Esto plantea una ilusión de objetividad, en la cual el sujeto, su historia, su contexto quedan descartados poniéndose de realce sólo los datos estadísticos en pos de una supuesta objetividad.
En lugar de un psiquismo en estructuración, en crecimiento continuo, en el que el conflicto es fundante y en el que todo efecto es complejo, se supone, exclusivamente, un "déficit" neurológico (Berger, M, 2005; Janin, B, 2004; Rodulfo, R, 1992; Breeding J, 1996, citado en Janín B. y cols, 2005).  Uno de los peligros es perder de vista cuáles son las múltiples causas que sostienen el sufrimiento psíquico que manifiestan los niños a través de determinadas conductas. Si simplemente intentamos hacer desaparecer dichas manifestaciones clínicas correríamos el riesgo que a futuro se desencadenen problemáticas psíquicas más graves aún.
Desde esta perspectiva se propone que los niños que no pueden sostener la atención en relación a los contenidos escolares, que no permanecen sentados en clase o que están abstraídos, como "en otro planeta", expresan a través de estas conductas diferentes conflictivas (Bergés, J, 2004; Janin, B, 2004), cuya regularidad se  investiga en  el presente proyecto.

Este enfoque se propone introducir una cuña en la justificación que se realiza de las “problemáticas asociadas” agrupadas en la bibliografía acerca de la temática bajo el concepto de “comorbilidad” (Michanie, C., 2000)  Dichos autores proponen al A.D.(H).D. como un Sindrome de base neurobiológica al cual se le adicionan “casualmente” otras dificultades en un 65% de los casos (Michanie, C., 2000) como puede ser la Depresión mayor, la psicosis, severos trastornos de ansiedad, etc. (Biederman, J., 1991)
El mayor peligro que acecha actualmente a la práctica clínica con niños lo constituye el intento de componer una lectura fragmentaria y carente de perspectiva, en la cual el síntoma sea definido desde una fenomenología sin espesor que cumple una función de "desresponsabilización"  y se pone al servicio de una práctica de lo inmediato (Bleichmar, 1998)
Desde este punto de vista, se propone que el diagnóstico precoz de los problemas que están en la base de la estructura psicopatológica de estos niños, y el abordaje interdisciplinario permitirán construir una red que sostenga y acompañe a estos niños en sus desbordes, mientras construyen su propio borde (Untoiglich, 2001).
2- Desde la perspectiva educacional: la escuela es un ámbito relevante, por cuanto es allí  donde generalmente se producen las primeras observaciones acerca de las dificultades atencionales de los niños. Sin embargo esto no significa que tengamos que rápidamente etiquetar a los pequeños con diagnósticos de supuesta base neurobiológica ya que  se corre el riesgo de producir un efecto de patologización de la infancia.
En la actualidad circulan en los diferentes establecimientos escolares – sean de gestión pública o privada – diferentes cuestionarios auspiciados por los laboratorios que promueven el etiquetamiento precoz de los niños. Los docentes los administran en su afán de colaborar, sin poder realizar una lectura crítica acerca de la creciente estigmatización y patologización de la infancia. A partir de la realización de esta investigación se plantea entonces, ampliar la perspectiva de abordaje de las dificultades atencionales, como una de las formas de expresión de una modalidad restrictiva en los procesos de simbolización de un niño.

“Teniendo en cuenta: a)lo general de las conductas implicadas en este trastorno, que en grados menores constituyen rasgos comunes a la infancia; b)las diversas hipótesis que se ratificaron y rectificaron históricamente; c) siendo aun su etiología desconocida; d) contando con una comorbilidad importante; e) existiendo elementos para sospechar la posibilidad de sobrediagnosticar; f) y habiéndose modificado en forma notable el contexto en el cual el niño se desarrolla ...sería prudente evaluar los diversos factores que pueden intervenir en la constitución de este trastorno...Cabría evaluar los factores de predisposición de cada niño en particular. Tarea, esta última que requiere de un trabajo clínico que escapa a las generalidades”. (Calmels, D., 2002)

Objetivo general e interrogantes

El objetivo central fue  describir y analizar las regularidades que surgen de la lectura de las entrevistas diagnósticas con padres y niños derivados por problemas en sus aprendizajes que manifiestan dificultades atencionales, realzando las siguientes áreas de análisis: 
1-La presentación de las dificultades del niño y su caracterización
2-El análisis de las historias libidinales
3-El análisis de la producción simbólica y la modalidad cognitiva y atencional del niño
Para alcanzar este propósito se analizaron las entrevistas diagnósticas de 20 niños categorizados por sus docentes como desatentos, con la finalidad de responder al siguiente  interrogante: ¿es posible hallar puntos en común en los diferentes materiales clínicos de los padres y niños consultantes por problemas en sus aprendizajes que manifiestan dificultades atencionales?

Metodología
 Se realizó un análisis cualitativo de los datos obtenidos a partir de la muestra conformada por  las historias  clínicas de 11 niños y 9 niñas, entre 7 y 11 años derivados por los equipos de orientación escolar (EOE). Dichas historias fueron seleccionadas debido a que poseían como denominador común, en lo que concierne al motivo de derivación de los niños, la existencia  de problemas en sus aprendizajes y la manifestación de  dificultades atencionales.
El material sobre el cual se realizaron las indagaciones propuestas son cada una de las 20  historias clínicas, en las cuales se tomó en cuenta la versión desgrabada  de las dos primeras entrevistas con los padres y de las cuatro primeras entrevistas con el niño, también se analizó el informe realizado por la docente, a quien se le solicitó la descripción de las dificultades del niño.
Las entrevistas a padres y al niño fueron con técnica semi – dirigida, no directiva.  Los gráficos tomados fueron: Dibujo Libre y Familia Kinética Actual. El Test de Apercepción Temática Infantil se aplicó en la versión “A”, con figuras de animales (CAT - A). Se administró el Test de Inteligencia  WISC III
Se presentaron a las entrevistas a padres, las 20 madres y 9 padres.
La utilización de 20 historias clínicas permitió realizar un análisis profundo de cada uno de los casos, posibilitando a su vez estudiar acerca de las diferentes modalidades de  manifestación clínica de los distintos niños derivados por problemas en sus aprendizajes que manifiestan dificultades atencionales.

Análisis de los Resultados más relevantes
Los hallazgos más sobresalientes con respecto a las tres áreas fueron:
En relación a 1) la presentación de las dificultades del niño y su caracterización: padres, madres, docentes y niños coincidieron en que la temática preponderante eran las dificultades atencionales. Las madres (16/20), a diferencia de los padres (2/9), las relacionaron predominantemente con las problemáticas familiares. El 60% de los niños fueron presentados como inhibidos. Dicha inhibición podría estar en conexión con importantes estados de angustia, acerca de los cuales los pequeños no pueden dar cuenta, pero que los lleva a desinvestir aquellos fragmentos de la realidad que les resultan dolorosos - modo de pensar la desatención - .
La actividad en exceso es señalada por las madres y docentes en 9/20 casos (45%). Los padres lo mencionan en 5/9 casos (55%). Es significativo que ningún niño lo mencione como problema. Dicha actividad en exceso podría ser pensada como un intento fallido de tramitar lo intramitable.
Las relaciones de los niños con sus pares las presentaron como problemáticas 18/20 padres, siendo los puntos más recurrentes la dificultad para la puesta en palabras de situaciones conflictivas (11/20) y la búsqueda de relaciones duales (9/20). 15/20 niños la señalaron como conflictiva a diferencia de los docentes que sólo la mencionan como dificultada en 11/20 .
Con respecto al 2) análisis de las historias libidinales: se encontraron en el 100% de los casos importantes dificultades para historizar, fragmentos desligados. Hubo un predominio de la soledad materna, así como reiteradas situaciones de violencia  y actuaciones. Los hallazgos más significativos fueron los aspectos silenciados en la totalidad de las historias, que generaban importantes capturas en todos los niños. Vivencias de alta “potencialidad traumática”, en tiempos de constitución subjetiva, sin ninguna oferta para su tramitación simbólica. Las mentiras y los secretos eran las estrategias familiares predominantes, las cuales no fueron propiciatorias de ligazones, ni representaciones. Tanto en las historias parentales  como en las historias de los vínculos tempranos con los niños, el desamparo fue el aspecto más recurrente. La inestabilidad materna fue predominante, quedando gran cantidad de niños ubicados en el lugar de sostén de sus padres, lo cual dificultó el armado de rutinas y el sustentamiento de los límites, por parte de los adultos.
En el 3) análisis de la producción simbólica y la modalidad cognitiva y atencional del niño, se observó que en los aspectos proyectivos de los gráficos prevalecieron los dibujos bidimensionales, los elementos sin sostén, la falta de interacción y la indiferenciación generacional entre los distintos miembros de la familia. En los relatos predominó el tiempo presente, con pocas posibilidades de salir de lo descriptivo, y cuando esto ocurría, a instancias de las preguntas del terapeuta, irrumpía lo traumático, lo desligado. Con respecto a la modalidad cognitiva y atencional, fue significativo que la mayoría de los niños presentaran un índice de distractibilidad acorde (12/20) o por encima de su media (6/20). Las pruebas más descendidas fueron Información, Analogías  e Historias, dando cuenta de las dificultades para establecer secuencias lógicas y conectarse con la realidad.

Conclusiones centrales
Las conclusiones principales de esta Tesis fueron: La necesidad de plantear las dificultades atencionales como resultante de múltiples determinaciones y no tan sólo a causa de un supuesto déficit neurológico. Estas multicausalidades se rastrearán en un psicodiagnóstico exhaustivo y no podrán determinarse simplemente por la observación de conductas manifiestas en el niño, ni tan sólo aplicando cuestionarios a padres y docentes. La responsabilidad profesional de diferenciar diagnósticos descriptivos, de diagnósticos estructurales de sujetos en constitución, lo cual posibilitaría la no generalización de la patologización de la infancia. Asimismo, se cuestionó la dicotomía cuerpo - mente, se propuso pensar la intersección entre la “vulnerabilidad genética” y “la potencialidad traumática”, ubicando las interrelaciones que se establecen entre la constitución del psiquismo y la construcción de un cuerpo subjetivado, entramado en las relaciones intersubjetivas, y surcado por los tiempos histórico-sociales que los atraviesan. Tiempos históricos de inmediatez conjugados con modalidades subjetivas en las cuales la perentoriedad se impone y el aplazamiento de la satisfacción inmediata parece imposible. La vida se dirime en un aquí y ahora, debido a que por un lado, el pasado está sobrecargado de experiencias dolorosas y el futuro no tiene lugar. Se encontró una estrecha ligazón de las dificultades atencionales con las historias libidinales, en las cuales se hallaron modalidades a predominio de la desinvestidura y la preponderancia de situaciones traumáticas vivenciadas por las diferentes generaciones que el psiquismo prefiere mantener desligadas, incluso a costa del empobrecimiento subjetivo y las dificultades para simbolizar. Se halló la siguiente paradoja: “atendé, sin entender”. Lo cual es posible  sólo al costo de un psiquismo operando fragmentariamente y empobrecido.
Numerosos desafíos planteados en esta investigación podrán ser retomados en futuros estudios, en los cuales se analicen, por ejemplo, otras poblaciones, las intervenciones terapéuticas, el trabajo con las instituciones educativas, etc., quedando múltiples caminos todavía por transitar.

http://www.depsicoterapias.com/articulo.asp?IdArticulo=538

American Psychiatric Association. (1994). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (DSM-IV). Barcelona: Masson 1994/2000.
Bauman, Z. (2002). Modernidad Líquida. Buenos Aires: Fondo de Cultura Económica.
Berger, M. (1999). El niño hiperactivo y con trastornos de atención. Madrid, Ed. Síntesis
Bierdeman J, Newcorn J, Sprich S. Comorbidity of attention deficit disorder with conduct, depressive, anxiety, and other disorders. American Journal of Psychiaty, 148, 564-577, 1991.
Bleichmar, Silvia (1998) “La prioridad de detectar los riesgos de fracaso de simbolización en la infancia” Periódico: Actualidad Psicológica, Año XXIII N° 257 Septiembre 1998
Calmels, D. (2002) “Periplo de un nombre: desatención – impulsividad – hiperactividad” en “Trastornos en el desarrollo infantil. Algunas reflexiones interdisciplinarias”. Ed. Miño y Dávila Bs. As. Argentina
Janin, B. (2004). Niños desatentos e hiperactivos. Reflexiones críticas acerca del Trastorno por Déficit de Atención con o sin hiperactividad. Buenos Aires: Ediciones Novedades Educativas.
Janín, B. y cols.(2005): Consenso de expertos del área de la salud sobre el llamado "trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad" en "Diagnósticos en la Infancia. En busca de la subjetividad perdida. Revista/Libro Ensayos y Experiencias N°60 Ed. Novedades Educativas, Buenos Aires
Jerusalinsky, A. (2005) “Gotitas y comprimidos para niños sin historia. Una psicopatología post-moderna para la infancia”. En Colección Ensayos y Experiencias Tomo 60. Ediciones Novedades Educativas, Buenos Aires, agosto de 2005
MICHANIE, C. (2000). Comorbilidad en el ADHD. En JOSELEVICH, E. (2000). Síndrome De Déficit de Atención con o sin Hiperactividad. ADHD en niños adolescentes y adultos. Barcelona: Paidos.
Morín, E. (1994) "Introducción al pensamiento complejo" Ed. Gedisa

Rodulfo, M. P. (2005). La generalización en el diagnóstico y sus riesgos: el caso del ADHD. En M. P. Rodulfo, La clínica del niño y su interior – Un estudio en detalle Buenos Aires. Editorial Paidos.
Sternbach S. (2007). Organizaciones fronterizas y tramas intersubjetivas. En H. Lerner, & S. Sternbach (Comps.), Organizaciones fronterizas. Fronteras del Psicoanálisis. Buenos Aires: Lugar Ed.
Taborda, A., & Díaz, D. (2004). Consideraciones Psicoanalíticas del Diagnóstico de Déficit Atencional. Propuesta Psicoterapeútica. Memorias de las XI Jornadas de Investigación. Psicología, Sociedad y Cultura, I, 84-86.
Untoiglich, G. (2004). Intersecciones entre la clínica y la escuela. En B. Janin y otros, Niños desatentos e hiperactivos. Reflexiones críticas acerca del trastorno por déficit de atención con o sin hiperactividad. Buenos Aires: Novedades Educativas.
Untoiglich Gisela en Schlemenson, Silvia (comp.) (2001): “Niños que no aprenden. Actualizaciones en diagnóstico psicopedagógico” “Alejo es A.D.D. Abordando el dolor de un niño en un diagnóstico”. Ed. Paidós, Bs. As.